Abogado chileno, litigante, defensor y colegiado. Demócrata, reformista y popular. Mail: andresretamales@yahoo.com. WhatsApp: +569 9755 7091. Facebook: https://www.facebook.com/abogadoandresretamales

jueves, 29 de diciembre de 2016

Nuevas instrucciones y criterios de Contraloría General de la República para los funcionarios que trabajan a contrata (dictámenes N° 85.700, 22.766 y 23.518 del año 2016).


Nuevas instrucciones y criterios de Contraloría General de la República
para los funcionarios que trabajan a contrata
(dictámenes N° 85.700, 22.766 y 23.518 del año 2016).

Referencia:


Por Andrés Retamales. Abogado.

Lo positivo de estos nuevos criterios de la Contraloría General de la República es que otorgan estabilidad en la función pública, estabilidad frente al peor empleador, el Estado. Además evita que al cambiar el color político del gobierno se dañe a la función pública y, consiguientemente a los trabajadores del Estado con el clientelismo y el spoil system. Esto considerando además que la función pública no es una relación laboral más, cuyos problemas se puedan solucionar con la sola legislación laboral.
No obstante lo anterior, el principio de la protección de la confianza legítima (permanencia en la regulación y aplicación del derecho), es un principio ajeno a nuestra tradición jurídica. Basta revisar las actas de la Comisión Ortúzar (CENC) y difícilmente el constituyente pensó en derivar desde los principios constitucionales de Estado de Derecho (arts. 5, 6 y 7 CPR) y de seguridad jurídica (art. 19 N° 26 CPR) el mencionado principio.
Mas que traer elementos de la doctrina alemana (vertrauenschutz), tan ajena a nuestro derecho, mejor sería para la jurisprudencia administrativa chilena avanzar en crear tribunales contenciosos administrativos generales, y no mantener la situación actual de una enorme cantidad de procedimientos y distintas jurisdicciones que conocen de los conflictos administrativos.